fbpx Skip to main content

Taller para aprender a elaborar lejía de ceniza en Camprovín, (La Rioja).

El pasado 7 de Marzo tuve la gran suerte de poder ofrecer mi primer taller de elaboración de lejía de ceniza. Llevaba muchos años elaborando lejía en casa para mí, mis familiares y amigos, en una red que se fue extendiendo a medida que la gente descubría su eficacia. La idea de fabricarla en mayor cantidad e iniciar un pequeño negocio flotó en mi cabeza durante años, alimentada por la tendencia más empresarial de mi subconsciente. Finalmente, el pasado verano me animé a presentar la lejía de ceniza en media docena de mercadillos rurales de productos locales de mi zona.

El producto fue acogido extraordinariamente y, sobretodo, disfruté muchísimo compartiendo las bondades de la lejía de ceniza con todos los que se acercaron a mi puesto. En estos lugares, me fui nutriendo con infinidad de conversaciones acerca de los usos de las cenizas y demás tradiciones que fueron compartidos en esos días de mercados.

Sin embargo, desde bien al principio, me di cuenta de que, para alcanzar mi visión, la misión no pasaba por vender cantidades industriales del producto, sino por enseñar a la mayor cantidad de gente posible a transformar el residuo de sus chimeneas en un producto útil de múltiples aplicaciones, ayudando así a las personas en su camino hacia la autosuficiencia y contribuyendo directa y positivamente al cambio de paradigma al que sin duda -ya- nos vemos abocados.

La fuerza del grupo

Fue mucha la gente que se interesó en aprender a darles utilidad a sus cenizas y gracias al interés activo del Ayuntamiento de Camprovín el primer taller se materializó en esa estupenda localidad el pasado 7 de Marzo.

Taller en Camprovín para aprender la elaboración de la lejía de ceniza

Me preparé concienzudamente, alentada por el gran interés y por el hecho de las 20 plazas asignadas se agotaron rápidamente. Sin embargo, hubo algo que no tenía para nada calculado y que fue fundamental para el éxito rotundo del mismo: la fuerza del grupo.

Tuve la gran fortuna de encontrarme ante un grupo de personas ávido de información y que, con el foco bien puesto en el aprendizaje y sin mañas a la hora de compartir experiencias o aclarar dudas, enriquecieron y multiplicaron por mil todas las enseñanzas que yo tenía preparadas para ellos.

Me siento profundamente agradecida por haber tenido la oportunidad de llevarlo a cabo y vigorizada por el éxito del mismo. En mi deseo de continuar promulgando las asombrosas propiedades de la lejía de ceniza y de ayudar a las personas en su camino a la autarquía* me adapto a las circunstancias actuales y ya estoy trabajando para poder ofreceros a todos un taller en directo on-line, en un formato interactivo que me permitirá ir contestando vuestras preguntas y compartiendo vuestras aportaciones de manera que, aunque no estemos compartiendo el mismo espacio físico, si podamos beneficiarnos de ese gran poder: la fuerza del grupo.

Si te interesa recibir información del próximo taller on line mándanos un email a taller@lejiadeceniza.com y te mantendremos informado.

 

*Autarquía

En la antigua Grecia, significaba la situación política de las ciudades libres, en que se gobernaban por sí mismas sin estar sujetas a ninguna autoridad o poder externo. Auto = por sí mismo, arquía = Poder, autoridad, gobierno.
En sentido filosófico, significa un estado de felicidad que, según algunas escuelas socráticas y helenísticas, implica la ausencia de toda inquietud; conseguido mediante una autosuficiencia derivada de prescindir del deseo de las cosas inaccesibles.

Escribe tu comentario