Ejerce tu poder de consumo: elige regalos que apoyen iniciativas y modelos de negocio en línea con tus valores.

Para muchos es ya evidente que la acumulación de objetos no trae la felicidad, si no más bien lo contrario: en ‘el primer mundo’ es frecuente la sensación de tener demasiado: demasiada ropa, demasiados artilugios en la cocina, demasiadas ‘cosas’ de las que ocuparse.

Se acercan épocas en las que la tradición nos manda intercambiar presentes, y en unas Navidades que ya de por sí vamos a ver alteradas, me tomo la libertad de reflexionar sobre qué tradiciones conservo, por qué y cómo las honro y cuales de ellas son prescindibles para mí.

La elección es obvia y las circunstancias me ayudan:

Prescindo de ‘comidas de empresa’ y cumplimientos similares, de excesos culinarios, de encuentros multitudinarios con personas que solo me aprecian pasado un punto de alcohol, de los regalos por compromiso y del ‘amigo invisible’.

Decido romper definitivamente con la absurda tradición de intercambiar regalos por la obligación de la reciprocidad y decido hacer presentes ‘reflexionados’ aprovechando la oportunidad del ‘gasto extra’ para apoyar iniciativas alineadas con mis valores.

Hace años que soy fan de los regalos hechos a mano y de los ‘consumibles’: un bote de miel deliciosa de nuestra alta montaña, un kilito de caparrones del valle y una botella de pacharán casero hacen una cesta de Navidad de lo más apetecible, útil y sostenible.

También soy fan de los apadrinamientos: desde un naranjo ecológico hasta una ballena, puedes apoyar con tu presente iniciativas proteccionistas para todos los gustos, que siempre sorprenden y emocionan a los receptores de tal original regalo.

Desde Lejía de Ceniza aportamos nuestro granito a la oferta de los presentes conscientes ofreciendo la oportunidad de que regales la participación a uno de nuestros talleres. Un regalo muy valioso: conocimiento junto la posibilidad de dar un gran paso hacia la autosuficiencia y la libertad financiera.

En esta página tienes toda la información de nuestro Vale-Regalo por un taller online para aprender a hacer lejía de ceniza.

Aprovecha las pre-fiestas para reflexionar, y que no te pille el toro!

¡Salud y buenos alimentos!

Marta

Escribe tu comentario