Descubre para qué sirve la lejía de ceniza.

Un desinfectante alcalino que disuelve grasas y proteínas.

Cuando empecé a hacer lejía de ceniza hace ahora siete años me asombró la sencillez del proceso de elaboración, que tras algunos meses de ‘prueba y error’ conseguí dominar para obtener una colada de lejía clara, brillante y potente. Lo que me ha llevado más tiempo es profundizar en la manera de usarla y sacarle el máximo partido.

La palabra ‘lejía’ nos hacer pensar inmediatamente en desinfección y en ropa blanca, que es el uso que habitualmente le damos a la lejía que se comercializa en la actualidad (hipoclorito de sodio). Numerosas preguntas empezaron a surgir en torno a la lejía de ceniza: ¿Desteñirá la ropa? ¿Se puede usar en la lavadora? ¿es irritante y corrosiva?

Para mí era fundamental conocer las propiedades de la lejía de ceniza para poder experimentar con ella con seguridad, así que por fin encargué un análisis de laboratorio que me dio el conocimiento definitivo para sacarle el máximo partido y saber para qué sirve la lejía de ceniza.

Una de las claves de su efectividad como limpiador es su elevado Ph, que nos aclara que la lejía de ceniza es una producto altamente alcalino. Las soluciones alcalinas poseen propiedades desinfectantes y limpiadoras, especialmente si la suciedad contiene proteínas o grasas, precisamente por su capacidad de disolver la grasa.

Es con razón pues que una de las aplicaciones más exitosas de la lejía de ceniza sea la limpieza de superficies grasientas, especialmente en la cocina: encimeras, azulejos, y campanas extractoras se limpian con asombrosa facilidad rociando una solución adecuada de lejía de ceniza, dejándola actuar tan solo unos minutos y aclarando con agua caliente para retirar la suciedad y los restos del producto. Y es precisamente por su capacidad desengrasante, que en una concentración muy alta, es efectiva incluso para desatascar tuberías.

Son muchos otros los usos que he descubierto y en los que profundizado desde entonces y mi kit de limpieza consiste principalmente en diferentes proporciones de lejía de ceniza, que ya tengo listas y debidamente envasadas para facilitar su aplicación en el hogar y más allá.

En los talleres online que organizo compartiré todas las bondades de la lejía de ceniza y la manera efectiva de incorporarla a tus rutinas de limpieza, con tanta facilidad y eficacia, que dejarás de comprar productos de limpieza desde tu primera colada.

No lo dudes, ¡te espero en el taller!

Marta

Escribe tu comentario